Envoltorios plásticos para alimentos: simplemente inaceptables, o ¿es más complejo el tema? Understand article

¿Por qué los alimentos se comercializan empaquetados? ¿Realmente es necesario? Y si es así, ¿Qué materiales son mejores? Estas preguntas son más complejas de lo que parecen y las respuestas podrían sorprenderte.

Canasto metálico de compras con comestibles
Image: Africa Studio/Shutterstock.com

Los alimentos que compramos generalmente están envueltos de alguna manera. Sin embargo, el envoltorio siempre termina en la basura y a menudo causa problemas en el ambiente. La basura es siempre un problema: ¿Al final era necesario el envase? Y si tenemos que utilizar envoltorios, ¿Qué materiales deberíamos usar? Estas preguntas son difíciles y las respuestas no son tan obvias.

¿Por qué utilizamos envases?

Algunos aspectos resultan obvios: necesitamos ser capaces de manipular líquidos y polvos, por lo que estos deben estar en contenedores. Además, las etiquetas en los paquetes proveen información acerca del contenido mientras que las envolturas selladas aseguran la calidad del producto. No obstante, quizás la función más importante del envoltorio es proteger a los alimentos frágiles o perecederos del daño o deterioro, manteniéndolos frescos por más tiempo y reduciendo el desperdicio de alimentos.

Envoltorio tradicionalEnvoltorio plástico recomendadoDiferencia en la vida útil
Plátanos
Bananas
A la venta sueltosBolsa de polietileno5 días sin empacado; extensión a 36 días en una bolsa
Bisteca de carnea steak(a) Envuelto en papel (b) Bandeja rígida con film transparenteEnvasado al vacío con barrera de film contra el oxígeno(a) 2 días en papel; (b) 4 días en papel film.
Extensión hasta 30 días con barrera de film contra el oxígeno
Pan
a loaf of bread with slices
Bolsa de papelBolsa de polipropilenoTípicamente 1 día en bolsa de papel; extensión a 5 días en bolsa de plástico
Queso
a piece of cheese
Envuelto en papelBolsa de film con barrera multi-capa3 días en bolsa de papel; extensión hasta 280 días con barrera de film
Pepino
a cucumber with slices
A la venta sueltosPelícula de polietileno retráctil3 days unpackaged; extended to 14 days in shrink wrap
Datos de www.flexpack.org
Crédito de las imágenes: Bananas: date-limite-app/ Open Food Facts, CC BY-SA 3.0. Bife: Mj/Wikimedia, CC BY-SA 3.0. Pan: FranHogan/Wikimedia, CC BY-SA 4.0. Queso: garyzing1221/Pixabay. Pepino: Markus Winkler/Unsplash

La función del envoltorio, que es aumentar la vida útil y así reducir los desperdicios de comida, es importante ya que gran parte de la huella de carbono de nuestras dietas surge de los alimentos en sí, y los envases agregan una pequeña cantidad. El desperdicio de alimentos es un gran problema ambiental.[1]

La producción incluye criar y alimentar a los animales. La manufactura involucra transportar y procesar la leche para el queso, y transportar los pollos para el sacrificio y procesamiento. La utilización involucra el transporte al punto de venta y refrigeración hasta que el producto es utilizado.
Los datos son para el Reino Unido.[2]
Imagen cortesía del autor

Observando las huellas de carbono relativas del queso y del envasado, encontramos que la huella del envasado es menor al 1% de la del queso, por lo cual el envasado podría ahorrar un montón de carbono.

Aunque existen beneficios gracias al empaquetado de alimentos, también hay desventajas. Consume energía (comúnmente de la combustión de combustibles fósiles que liberan CO2) y recursos (por ejemplo, agua) para la producción, y la eliminación luego de que ha cumplido su propósito puede ser un problema, particularmente para el plástico. Entonces, ¿cuál es el mejor material?

Plástico – ventajas y desventajas

A menudo, el empaquetado debe cumplir varias funciones complejas. Tomemos el ejemplo del envoltorio de los quesos.

Caso de estudio: El envasado del queso

¿Qué necesita hacer el envasado?

  1. Debe proveer protección mecánica (ser fuerte y duro).
  2. Debe actuar como barrera para ciertos gases:
    • El queso madura en el envase y libera CO2, el cual necesita liberarse.
    • Sin envolver, el queso pierde el 10% de su agua en tres días, por lo que el papel film necesita ser impermeable al agua.
    • El queso debe estar protegido del oxígeno y debemos mantener los aromas dentro (un rango de moléculas orgánicas gaseosas).
Esquema con el texto “CO2, oxígeno, agua, aromas” en un recuadro y las flechas señalando hacia adentro y afuera del recuadro.
¿Cómo puede un solo papel film  cumplir con todas esas diferentes funciones?

La imagen de microscopía revela las siete capas de diferentes polímeros en el papel film de este queso, realizadas por coextrusión.

Ilustración de la estructura del papel film de la envoltura del queso con los rótulos, remarcando varias capas con diferentes tipos de polímeros.
Image: C. Y. Barlow, D. C. Morgan (unpublished work)
LDPE Polietileno de baja densidad Se ablanda al calentar: las superficies internas de dos films  se calientan y se presionan juntas para sellar el envoltorio
PE Polietileno Baja fricción y alta resistencia para soportar el daño por rozamiento en la superficie
PP Polipropileno Fuerza y resistencia altas para soportar daño por rasgaduras
EVOH Copolímero de etileno y alcohol vinílico Baja permeabilidad al oxígeno: barrera de oxígeno
EVA Acetato de etileno y vinilo Adhesivo: este revestimiento se utiliza para unir las diferentes capas del polímero

Los plásticos tienen muchas propiedades beneficiosas para el empaquetado de alimentos. Estos pueden ser manufacturados para cumplir diferentes propósitos y se pueden utilizar plásticos delgados para minimizar la huella de carbono debida al envoltorio. Los plásticos son muy buenos también para controlar el flujo de gas y humedad. Pero, ¿cuáles son las desventajas?

La principal desventaja del plástico estándar es lo que sucede luego de su uso. No se biodegradan, por lo que persisten en el ambiente por un largo tiempo. Hay un espacio limitado en los vertederos y a menudo los plástico terminan en el ambiente donde pueden dañar la vida silvestre, especialmente en los océanos.

¿Y el reciclado?

Los plásticos pueden ser fundidos y transformados en otros objetos plásticos. Esto reduce los vertederos y la basura y disminuye la cantidad de polímero nuevo que se necesita producir utilizando procesos con alto gasto de energía (refinamiento de petróleo, craqueo, polimerización). Así, se pueden ahorrar una tonelada de CO2 por tonelada de polímero.

Reciclado material (mecánico) de polímeros

El principal proceso de reciclado del polímero a partir de desechos post-consumo es el reciclado mecánico.

Instalaciones de producción dentro de una nave de una fábrica, con una gran máquina de reciclado de plástico.
Una máquina de reciclado de plástico. El plástico ya clasificado para reciclado se coloca en una tolva azul, donde es fragmentado. Luego se introduce en la extrusora de tornillo y el polímero reciclado fundido se expulsa como pasta de dientes, tal como se muestra a continuación.
Imagen cortesía del autor

Los pasos son:

  • Clasificación
  • Limpieza
  • Trituración
  • Fundición
  • Corte en gránulos
Cilindro metálico del cual sale un chorro de plástico derretido.
El polímero reciclado que emerge de la extrusora de plástico.
Imagen cortesía del autor

Estos gránulos de plástico reciclado entonces se mezclan generalmente con plástico virgen (nuevo) y se utilizan para hacer más productos.

Sin embargo, en la práctica, hay muchos desafíos.

El primero es la buena calidad del plástico reciclado, para el cual se necesita un tipo de plástico usado que esté bastante limpio. Esto no sólo significa que el objeto debe estar libre de residuos de alimentos, sino que idealmente también sea un solo tipo de plástico sin demasiados aditivos, incluyendo colorantes.

Como vimos en el ejemplo del film del queso, varios envoltorios a base de plástico contienen capas múltiples de diferentes plásticos o incluso plásticos mezclados con otros materiales (por ejemplo, Tetra Pak), y estos son muy difíciles de reciclar. Un único polímero es más fácil de reciclar que un film multicapa, pero debería ser lo suficientemente grueso para proveer las mismas propiedades de barrera. El mejor material sustituto único es el tereftalato de polietileno (PET), pero tiene que ser 20 veces más grueso, lo cual resulta en una huella de carbono 20 veces más alta.

El otro desafío es que el reciclado implica un “reciclado descendente” (downcycling en inglés), esto significa que el plástico reciclado solo puede ser utilizado para aplicaciones de menor grado (por ejemplo, chaquetas polares a partir de botellas PET), y esto no ahorra recursos de la misma forma.

Materiales alternativos

Mientras otros materiales podrían ser menos dañinos para la vida silvestre, es importante considerar los costos ambientales de su producción.

Comparemos diferentes materiales para un envase de una bebida de 500 ml.[3] Necesitamos considerar los factores primarios, como el impacto ambiental de su manufactura (carbono, agua), y los factores secundarios, como el transporte. Los envases de vidrio son pesados y voluminosos, por lo que la energía para el transporte es más alta.  

Esquemas que muestran las emisiones de dióxido de carbono en relación a la producción de diferentes contenedores de bebidas.
Emisiones de carbono (gCO2e/unidad) para la producción de un envase de 500 ml.[3]
Imagen cortesía del autor

Contenedores hechos a partir de plásticos dejan una huella de carbono menor, aunque el aluminio reciclado puede ser igual de bueno. El vidrio, incluso el vidrio reciclado, deja una huella de carbono mucho más grande que el plástico. Una buena opción de bajo carbono es devolver las botellas de vidrio y frascos, de modo que puedan limpiarse y reutilizarse, en lugar de destruirse y derretirse para hacer nuevos objetos de vidrio.

Esquema que muestra el agua utilizada en relación a la producción de diferentes envases de bebidas.
Cantidad de agua requerida (ml/unidad) para la producción de un envase de 500 ml. El vidrio deja una huella de carbono cuatro veces más grande que cualquier otro material.[3]
Imagen cortesía del autor

Entonces, aunque la presión pública va en dirección “libre de plásticos”, la cuestión de si esto es realmente mejor para el ambiente no es sencilla. Esto es particularmente claro cuando comparamos el impacto ambiental de los diferentes tipos de bolsas de compras.

Materiales Biodegradables

El cartón y el papel se degradan naturalmente, por lo que no generan el problema de la basura. Sin embargo, tienen mayor impacto ambiental que los plásticos de otra manera. La huella de carbono es alta debido a que las operaciones de manufactura para el papel y el cartón son muy demandantes de energía (astillar y procesar los árboles requiere 60% más de energía que hacer plásticos). La producción del papel también genera muchos más residuos tóxicos que los plásticos (los contaminantes del agua son 50 veces más altos; los contaminantes del aire 70% más altos).

Esquema comparando el impacto ambiental de los plásticos y el papel en  cuanto a su huella de carbono, uso de energía, y contaminantes liberados.
Una comparación de como el plástico califica en relación al papel para varias mediciones ambientales relevantes.[3]
Imagen cortesía del autor

El papel y el cartón que se encuentran limpios pueden ser reciclados después de su uso, aunque esto requiere cerca de diez veces más energía que reciclar plásticos. Sin embargo, luego de su uso como envoltorio de alimentos, a menudo se ensucia y debe ser tratado de la misma manera que los residuos de alimentos (idealmente para composta o digestión anaeróbica).

Se están desarrollando otros materiales biodegradables de origen biológico como sustitutos de los plásticos basados en petroquímicos y existen actividades bastante prometedoras, particularmente iniciativas a pequeña escala que utilizan materiales de desechos como la caña de azúcar o los tallos de maíz.

Conclusiones

El empaquetado de alimentos puede ser importante dado que reduce el desperdicio de alimentos, el cual tiene un gran impacto ambiental. El plástico tiene grandes desventajas, pero el reemplazo con otros materiales no siempre es mejor para el ambiente.

No todo el empaquetado  es  malo, pero necesitamos reducir su impacto ambiental mediante:

  • el menor uso de empaquetado y la eliminación de envases innecesarios (por ejemplo, botellas de agua de un solo uso)
  • la utilización de materiales que pueden ser reciclados más fácilmente y el aumento del reciclado
  • la reducción de envoltorios de único uso reemplazándolos con envoltorios reutilizables (no solo para plástico)
  • la búsqueda de materiales alternativos para el envasado y métodos que sean realmente menos dañinos al ambiente, asegurar que se evalúe y considere el impacto en todos los ciclos de la vida.

Recuerda que una forma realmente poderosa para reducir los desechos, tanto de la comida como  del empaquetado, es ¡comprar solo lo que necesitamos!

Las acciones para proteger el ambiente deberían estar basadas en datos, no solo en la intuición de ciertas aproximaciones, como que utilizar materiales menos modernos es automáticamente mejor. La situación real es compleja y los resultados podrían sorprenderte.


References

[1] Food and Agriculture Organization of the United Nations (2015) Huella de los desperdicios de alimentos & cambio climático.

[2] Barlow CY, Morgan DC (2013) Polymer film packaging for food: An environmental assessment. Resources, Conservation and Recycling, 78: 74-80. https://doi.org/10.1016/j.resconrec.2013.07.003

[3] University of Cambridge Institute for Sustainability Leadership (CISL) (2020). Hacia materiales de empaquetado sustentables: Examinando el impacto relativo de los materiales en la fuente natural de agua y en la cadena de valor de los refrescos.

Resources

Author(s)

La Dra. Claire Barlow es una investigadora en el departamento de Ingeniería de la Universidad de Cambridge y trabaja en los aspectos ambientales de la producción, el uso y el descarte de los materiales de ingeniería. Ha investigado varios aspectos del impacto de los envases plásticos en el ciclo de vida incluyendo el impacto relativo de los diferentes materiales de envasado y las mejores maneras de reciclar plásticos.


Review

Una nota del editor:

El tema de la sustentabilidad con respecto a los objetos que se consumen y especialmente los alimentos es vasto y complejo, así como extremadamente importante. Desafortunadamente, solo ha sido posible enfocarse en un pequeño aspecto de este artículo: los materiales de envasado. Por lo cual no hubo espacio para introducir acerca de las nuevas tecnologías en este ámbito, tales como los recubrimientos biodegradables comestibles. Con suerte, habrá otro artículo en el futuro. Otro punto clave es la importancia de desechar apropiadamente todos los tipos de basura, no solo los plásticos. Los vertederos no proveen buenas condiciones para la biodegradación, por lo que, si un envoltorio biodegradable es arrojado con la basura normal, este persistirá en el vertedero por mucho tiempo.

El artículo se puede utilizar como punto de partida para una discusión más amplia del tema. En particular, el costo ambiental del desperdicio de alimentos, que a menudo es ignorado y merece mayor atención. Cómo se empaquetan los alimentos perecederos es solo un pequeño aspecto. Existen otros recursos presentados al final del artículo para ayudar a introducir este tema, y los siguientes puntos pueden ser discutidos:

  • Imagina la zona de frutas y verduras del supermercado. ¿Ves a menudo que se agotan los productos viejos, o las góndolas siempre están repletas de producción nueva y perfecta? ¿Crees que todo lo que se produce es comprado antes de que se eche a perder? ¿Por qué los supermercados hacen esto? (Pista: busca “Ilusión de la abundancia”) ¿Cómo podríamos resolver esto?
  • ¿Qué porcentaje aproximado del desperdicio de alimentos se debe a que lo consumidores los descartan? ¿Qué comportamientos contribuyen a esto y qué pueden hacer los individuos para minimizar su contribución al desperdicio de alimentos?
  • ¿Cuáles son los factores que contribuyen al desperdicio de alimentos? Considera todas las etapas del proceso: producción, distribución, venta minorista, y consumo.
  • ¿Qué pasos se puede realizar para reducir los residuos en todas estas etapas?
  • ¿Estos pasos dependen de cambios individuales en sus comportamientos? ¿Cómo se pueden promover?
  • ¿Qué rol juega la legislación? ¿Qué hay acerca de la presión del consumidor?

Como muestra este artículo, la evidencia no siempre coincide con los sentimientos intuitivos de la gente, y no siempre es fácil  identificar la mejor opción. Las personas pueden terminar enfocándose mucho más sólo en un factor muy visible (por ejemplo, los desechos plásticos) que pasan por alto otros factores igualmente importantes (huella de carbono, huella del agua). Necesitamos protegernos de ser engañados por ilusiones o explicaciones convenientemente simplificadas, y asegurarnos de tomar acciones significativas y basadas en la evidencia para ayudar al ambiente.

Dr Tamaryin Godinho, Editor ejecutivo, Science in School

License

CC-BY
Text released under the Creative Commons CC-BY license. Images: please see individual descriptions